Somos esa especie extinta de principios de los 2000 que se conoció por internet.

Foto-y-video-de-boda-madrid-3.jpg

La primera vez que nos vimos Germain tenía novia. Pero como no había ninguna intención nos convertimos en amigos enseguida y a la semana ya éramos pareja. Quizá parece precipitado. Para nosotros fue necesario.

Nené tenía unas tablas para el teatro, pero las vendió para estudiar guión y colorimetría en post producción y Germain quería ser el jefe de una tienda surf pero un manager lo rescató para hacer las prácticas de diseño gráfico en una productora audiovisual.

Tenemos dos ratones de dos patas que piden jugar a todas horas y comer. Lo de dormir no lo piden tanto. El pequeño casi que se apaña solo y el mayor es un bailongo super ocurrente

Nos dimos cuenta de que nuestros novios de Bodamovie (cuando solo hacíamos vídeos de boda) no morían después del “sí quiero”, incluso algunos se animaban a ser padres. Así que quisimos seguir contando su historia,

poder decirles que sería su locura más grande jamás contada.

Pero contándola.

Al ver El Cuento de la Criada, Black mirror y un par de capítulos de Mr. Robot (aunque con el piloto ya te das cuenta) descubrimos cómo lo queríamos hacer. Y viendo Lost y Breaking bad, supimos como NO lo íbamos a hacer.

Somos esos flipados que aún no se ha puesto ni un capítulo de GOT y que además les dice a sus amigos que algún día lo hará...

Tenemos un amigo que se llama Antonio, pero Germain le llama Alfonso. Forma parte de su parcela desconocida de despiste.

Y reconoce que Nicolas Cage le parecía buen actor en face to face. También tenemos un amigo que se llama Dani.

Somos de vivir la vida independiente,

pero a veces dependemos de los super intendentes abuelos, hermanos o Cris.

Nos cargamos el reproductor del primer coche que tuvimos, porque entre risas, le metimos un CD de Enrique Iglesias. Nuestro querido Perdigón…

Tenemos en común los conciertos de Muse, Bad Religion, NoFX y Less Than Jake. Jamás iremos a una corrida de toros o al concierto de año nuevo.

Pero hemos leído algún libro por igual.